Ir al contenido principal

ALBACORA FRITA


Albacora (Atún blanco), ha sido un pez que se ha consumido habitualmente en esta tierra.

La albacora se caracteriza por la excepcional longitud de sus pectorales que llegan hata más allá del extremo de la segunda dorsal.
Su vejiga natatoria está bien desarrollada y, al contrario de los otros atunes, su carne es blanca y no roja.
Especie pelágica, migradora y sociable que vive en alta mar.
En sus rutas sigue a las sardinas y los boquerones, que constituyen sus presas habituales.

Negro Azulado por encima y plata/blanco por debajo.
Lleva una banda de azul iridiscente que le recorre los laterales.
Es reconocible entre los otros tunidos, por no llevar ninguna mancha y  por una línea blanca que delimita la parte posterior de la aleta caudal.
De todas formas, el detalle que más destaca son sus aletas pectorales descomunales, que se extienden hacía el borde posterior de la segunda aleta dorsal.

Aletas frisáceas o amarillentas orladas de blanco. Pínulas frisáceas o amarillas orladas de negro.
Cuerpo fusiforme que se adelgaza por detrás más bruscamente que en el atún rojo.
Los jóvenes tienen una pectoral de igual longitud o inferior a la del patudo.

En comparación con el atún rojo, el atún blanco es una especie que no suele encontrarse en aguas cuya temperatura sea inferior a 15ºC.
En ambos hemisferios, el límite, que sólo franquea raramente, se sitúa a la altura del paralelo 40.
Es raro encontrarlo en aguas europeas al norte del golfo de Vizcaya.

Los jóvenes se  encuentran sobre todo cerca de la superficie. Los adultos a profundidades mayores de 100 metros.

Emprenden grandes migraciones, alcanzando distancias de hasta 30 kilómetros diarios.

Tradicionalmente su área de distribución ha sido: Aguas tropicales de todos los océanos.
En el Atlántico, de las Azores y Canarias a Irlanda.  En el Mediterráneo, hasta en el Adriático y el Líbano.


Ingredientes:

6 filetes de albacora
3 dientes de ajo molido
2 cucharadas de vinagre tinto
6 cucharadas de aceite
2 cucharaditas de curcuma
1 cucharadita de pimienta
sal


Preparación:

En una fuente se ponen los filetes de albacora y se aliñan con ajo, curcuma o curry mínima cantidad, pimienta, sal, y se remojan en vinagre tambien aliñado, se dejan como una hora por lo menos para que se pasen.

En una sartén grande se pone el aceite y se pasan estos filetes, unos minutos por cada lado y se van poniendo en una fuente con papel absorbente.

Deben quedar dorados, se sirven con puré de papas, papas salteadas con perejil, arroz o una simple guarnición tipo ensalada.





Comentarios

Entradas populares de este blog

Salsas para acompañar el couscous

Salsa picante

Ingredientes:

2 pimientos verdes
1 tomate
4 cucharadas soperas de caldo de carne

Preparación:

Cortar los pimientos, pelar y triturar el tomate.
Poner en una cacerola las 4 cucharadas soperas de caldo de carne,
los pimientos y el tomate, llevar a ebullición a fuego lento
Guisar durante 10 minutos.
Salsa de mantequilla salada

Ingredientes:
1 cucharada de café de mantequilla salada
4 cucharadas soperas de caldo de carne ( mejor de la propia del couscous )


Preparación:

Deshacer la mantequilla salada en el caldo de la carne muy caliente.


Salsa de Roquefort

Ingredientes:


50 gr de roquefort
4 cucharadas soperas de caldo de carne

Preparación:


Deshacer y mezclar el roquefort en el caldo la carne muy caliente.

PAMPANO AL HORNO

El pámpano es un pescado azul y de agua salada. El pámpano del Atlántico tiene forma de torpedo. También se distribuye por el mar Mediterráneo. Puede alcanzar los 50 cm de longitud. Posee el cuerpo ovoidal y comprimido lateralmente, y una cola ahorquillada. De color gris azulado en la parte superior y plateado en los flancos, presenta una aleta dorsal paralela al dorso.

Ingredientes:
1 pámpano de 500 grs
1 cebolla grande
4 dientes de ajo en rodajas
El jugo de 1/2 limón
Sal al gusto
Pimienta al gusto
1 cucharada de aceite de oliva

Preparación:
Calienta el horno 175°C.
En una sarte echamos un chorrito de aceite de oliva, y cuando esté cañiente echamos en ella la cebolla, en aros, y los ajos en rodajas.   Salpimentamos, al gusto. Cuando estén pechados retiramos del fuego.
En una fuente de horno, paredes altas, echamos un poco de aceite de oliva y coloque la cebolla pochada en el fondo. Encima ponemos el pescado y añadimos un poquito de  sal, pimienta y el perejil.
Bañamos con el jugo de…